miércoles, 31 de enero de 2007

El mundo de la fantasía

Hay de pseudonoticias a pseudonoticias ...
Disney se apuntó otro enorme éxito de marketing con la campaña que promueve su "Año del millón de sueños", en el que ofrecerá a sus clientes experiencias como pasar una noche en el castillo de la cenicienta o encabezar uno de sus desfiles.
Si usted estaba en este planeta la semana pasada, no pudo evitar ver las fotos que Annie Leibovitz hizo para la campaña. La más reproducida, con mucho, fue la de David Beckham como el príncipe Felipe de la Bella Durmiente (¿a poco se llamaba príncipe Felipe?).
Aun cuando la empresa piensa pagar por publicar las fotos en algunas de las revistas más famosas de EEUU (Vanity Fair, GQ, etc.), los medios en Internet y en papel le han hecho el trabajo a la empresa, reproduciendo hasta el cansancio las imágenes.
Incluso, un amigo que trabaja en Disney me dice que varios medios de comunicación de todo el mundo llamaron a la empresa para escribir una nota sobre el asunto. Mi misma fuente me cuenta que la empresa está feliz de ver que la campaña fue reproducida con esta magnitud en los medios (yo la vi en varios periódicos mexicanos, incluido el Reforma y El Universal). La pregunta, claro, es ¿de qué nota estamos hablando, si este es un evento mercadológico?
Por supuesto, el resultado de esas notas habla por sí mismo. El NYTimes.com, por ejemplo, cita al futbolista inglés diciendo:
“I’m the prince, and I’m sort of slaying a dragon, which is something I’ve never done before, obviously,” Beckham said.
Como se dice en inglés: enough said.
Addendum -- Otra campaña maestra, que levantó literalmente todo el mundo, fue la presentación del iPhone de Apple. Si piensa usted que el dispositivo ni siquiera está disponible aún, es impresionante la cantidad de pulgadas de texto que ha obtenido en la prensa de todo el planeta.

1 comentario:

Laura dijo...

Pues si. Ahora resulta que la magia de Disney hace tambien posible transformar una no-noticia (o como tu dices una mega campana de relaciones publicas y marketing) en informacion "obligada" y hasta de demanda internacional. Oh my god!